Alcaracejos – Hinojosa del Duque (21,56 kms)

10_04_AlcaracejosHinojosa

Partiendo de Alcaracejos desde el cruce de las carreteras nacional y autonómica, nos dirigimos por la primera de éstas en dirección a Córdoba (C/ Alférez Fernández Pérez), marchando por su acera. Al llegar a la altura entre una casa ruinosa (nº 20) y una nave (nº 22), giraremos a la derecha para tomar el camino con cerca de piedra a un lado y a otro que conduce a Villanueva del Duque. Una cruz de granito se alza al poco de salir, marchando ahora entre casas de campo y naves agrícolas y ganaderas. A 500 mts. encontraremos un cruce con un transformador de electricidad a nuestra derecha, debiendo tomar el camino situado frente a nosotros. Entre terrenos dedicados a pastizales y sembrados, tendremos al poco tiempo Villanueva a la vista. En un nuevo cruce pocos metros después haremos lo mismo que en el anterior.

A 4 kms. de la salida, y entre naves ganaderas, haremos entrada en Villanueva del Duque por la Cruz de la Fuente Vieja, un pedestal con columna de granito coronada por una cruz metálica. Por la calle Reyes Católicos, con vistosas casas adinteladas, llegaremos a la plaza de la iglesia de San Mateo, del siglo XV. Siguiendo por la plaza del Ayuntamiento (frente al cual se encuentra el Museo del Camino de Santiago) y la calle Camino de Santiago, se sale de la localidad por el Calvario, lugar donde se halla un pedestal similar al que vimos en la entrada, el cual dejaremos a nuestra izquierda, y el bar El Rancho Grande a la derecha. Cruzando la carretera que se dirige a Peñarroya, continuamos de frente.

 

Unos pasos después, asomará a lo lejos Fuente la Lancha. Nuevamente marcharemos entre granjas y pequeñas casas en terrenos de pastizales y sembrados, salpicados aquí y allá con las características encinas del Valle de los Pedroches de anchas copas y gruesos troncos retorcidos. A 1 km. de Villanueva, del camino, con cerca de piedra a un lado y a otro, surge a la izquierda una bifurcación. Hay que seguir de frente, dejando unos metros después a nuestra izquierda una granja ganadera con un viejo horno. Continuamos siempre nuestra marcha al frente, incorporándose por la izquierda un pequeño arroyo que en época de lluvia llevará algo de agua. A 2 kms. de la bifurcación anteriormente mencionada, habrá que prestar mucha atención en no seguir el camino principal a la derecha, que deja en la carretera, sino seguir otro por la izquierda menos señalado y que vadea el arroyo del Lanchar. Una chopera que quedará a nuestra derecha nos servirá de referencia.

Salvado éste, el camino continúa entre retamares y encinas, con cercas de piedra granítica a ambos lados. Las construcciones han desaparecido ahora, teniendo el caminante una sensación de soledad que no había tenido hasta ahora. Si volvemos la vista a nuestra derecha, apreciaremos al fondo las Sierras de Santa Eufemia y más cerca la población de Villaralto. En 3’5 kms. se alcanza el pueblo de Fuente la Lancha, uno de los más pequeños de la provincia. Continuaremos por las calles Calvario y Mª Auxiliadora para llegar a la Plaza de la Iglesia de Santa Catalina. Siguiendo por la calle Nueva, se alcanza una bella cruz de granito, que dejaremos a la derecha, continuando de frente por un camino con cerca de piedra a la izquierda de nosotros.

 

A 1’5 km. se gana la carretera, por la que marcharemos a la izquierda unos 200 mts. por el arcén, hasta que llegados a la altura de una antigua construcción, cruzaremos aquélla para seguir por el camino que surge frente a nosotros y que deja una pequeña cantera de granito a nuestra derecha. Al poco tiempo, tomaremos en una bifurcación del camino el ramal de la izquierda. El de la derecha vemos que se dirige hacia una granja. Por un terreno prácticamente plano y dedicado a la siembra, en 1’5 km. marchando junto a la carretera, que ahora estará a nuestra izquierda, bajaremos hasta el Río Guadamatilla, el cual no debe presentar problemas para vadearlo aún en época de lluvias. Si así fuera, subiríamos a la carretera y volveríamos al camino después. Éste continúa entre terrenos dedicados a sembrado y pastizal para el ganado vacuno y ovino, apareciendo a un lado y otro alguna que otra granja y casas de labor.

 

A 7 kms. se llega al área recreativa con la pequeña ermita de la Virgen de Guía. Saliendo a la carretera, durante 500 mts. se marchará por el arcén de la carretera, para tomar a continuación el camino que sale a nuestra izquierda. Pasando por detrás de unas naves industriales, en 3’5 kms. llegaremos hasta las primeras casas de Hinojosa del Duque, la población de mayor entidad de la zona occidental del Valle, con más de 7.000 habitantes.

A la entrada podremos observar la magnífica traza de la fuente del Pilar de los Llanos, obra de 1570. Continuando de frente por el paseo de la Constitución y el parque municipal a nuestra derecha, llegaremos más adelante hasta la plaza de San Juan Bautista, donde se encuentra la interesante iglesia del mismo nombre, muy bien llamada la Catedral de la Sierra.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.