shapeimage_8

La Encomienda Santiaguista de Villanueva del Río celebrará en Alanís el 404 aniversario del paso por este pueblo del peregrino y Canónigo Bernardo José de Alderete el 1 de febrero de 1612. Será el próximo 31 de enero oficiandose una misa conmemorativa a las 12:30h en la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves.

El 1 de febrero de 1612, un religioso cordobés de 52 años, natural de Málaga y con apellido asturiano, el Padre Bernardo José de Aldrete, Doctor Canónigo de la Santa Iglesia Catedral de la ciudad califal, que había estudiado Cánones en la Universidad de Osuna (Sevilla), historiador, arqueólogo y uno de los gramáticos más famosos del Renacimiento –no en balde fue de los primeros en señalar al Latín como lengua origen del Castellano-, en compañía de una guía que había contratado en Constantina, tras pasar a pie, posiblemente con una mula de carga para el equipaje, cerca de San Nicolás del Puerto, arribaba a Alanís donde se detuvo para descansar, comer y decir Misa. “Es buen lugar…” escribe, “aquella tarde por grandes sierras y montañas, camino muy largo, y áspero, porque desde Constantina a Azuaga ponen siete leguas, que son más que nueve, y así, algo tarde llegué a Azuaga”.

Se dirigía a Santiago de Compostela. Había salido de Córdoba siete días antes, el 26 de enero, con la intención de peregrinar hasta la ciudad en la que descansan los restos del Apóstol. Al principio, podemos suponer que por esquivar la abrupta Sierra de Hornachuelos, salvó y siguió el cauce del Guadalquivir saliendo por Guadalcázar en sentido suroeste para llegar a Carmona cuatro días después. Allí cambió el sentido de su marcha al Norte, para cruzar el Río por Alcolea e introducirse así en la bastedad de la Sierra Morena que cruzaría en sólo dos días.

Tras pasar por Alanís, desde Azuaga atravesó la Campiña Sur extremeña, la Serena, cruzó el Río Guadiana alcanzando Guadalupe, y el día 10 de febrero llegaba a Plasencia donde enlazaba con las calzadas romanas que hoy se conocen como la Ruta de la Plata. 23 días después de pasar por Alanís, habiéndose perdido en un par de ocasiones por los entonces complicados caminos de montaña y viéndose obligado a esquivar ríos y riscos inesperados, llegaba “lloviendo a Compostela, ciudad del glorioso Santiago”.

Fue el primer peregrino andaluz que alcanzaba el Santo Destino por la que hoy se empieza a conocer como Camino Jacobeo de la Frontera, y, según el Diario de Viaje de Bernardo José de Aldrete, aquel Camino pasaba por Alanís.

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.