Hace algunos años D. Gustavo Baños Baños, entregaba al Ayuntamiento de El Burgo Ranero (León) un documento firmado en el que hacía constar que a su muerte legaba la que era su casa al municipio, a condición de que éste la dedicara a albergue de peregrinos o a centro de acogida para ancianos, indicando expresamente la prohibición de alquilarla o venderla.

Ahora, tras su fallecimiento, con más de noventa años de edad y soltero, y resueltos los trámites administrativos, el Pleno del Ayuntamiento aceptaba la herencia y acordaba destinarla al alojamiento de los peregrinos del Camino de Santiago.

La vivienda, ubicada junto a la estación de ferrocarril de la localidad, se trata de una casa unifamiliar de dos plantas, con 140 metros cuadrados de planta cada una, jardín, patio con dos pozos, estanque y gallinero; en la actualidad se encuentra un tanto deteriorada y el Ayuntamiento espera iniciar las obras de rehabilitación antes de que concluya este año.

Una vez concluidas, el nuevo albergue, que llevará el nombre del testador en su recuerdo y agradecimiento, se dedicará especialmente a grupos numerosos, colectivo para el que ahora se carece de un lugar adecuado en los otros albergues del El Burgo.

Fuente: La Crónica de León

 

 

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.