El Centro de Interpretación del Camino Mozárabe en Magacela ya está operativo

Magacela ya tiene operativo el nuevo Centro de Interpretación del Camino Mozárabe de Santiago, que ha sido inaugurado esta tarde por el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo.

Se trata del único Centro del Camino Mozárabe de Santiago que existe en Extremadura y, por tanto, lugar de referencia único para conocer un peregrinaje muy especial.

En el acto, el presidente provincial ha estado acompañado, entre otras autoridades, de la alcaldesa de Magacela, Inés Escobar, del escritor villanovense, Jesús Sánchez Adalid, y de los presidentes de la Asociación de Amigos del Camino Mozárabe de Badajoz y de París, Manuel Soto y Michel Cerdán, respectivamente. 

Miguel Ángel Gallardo ha admitido que siempre es un placer para él visitar Magacela, “un cruce de caminos, crisol de culturas y sin duda el que quiera conocer lo que fuimos, tiene que venir aquí”. 

Como ha admitido, la puesta en marcha de este centro de interpretación ha sido un “proyecto desde abajo, fruto del trabajo de los colectivos y asociaciones”. Y ha añadido, que se ubicara en Magacela “no es por casualidad”. Además, ha valorado el trabajo de la alcaldesa que, como ha dicho, “ha sabido muy bien orientar la acción de gobierno a lo que realmente puede fortalecer la economía, y ha aprovechado la historia para cambiar el futuro”.

Para Gallardo, la riqueza de Magacela “es indiscutible, y lo que hay que hacer es valorarla”. Como ha señalado, “este camino representa la unión de los pueblos y debemos traerlo al presente y aprovecharlo en el futuro”. Para ello, asegura que el mejor aliado será la tecnología: “El mundo rural, alineado con la tecnología, tiene una enorme oportunidad”.

La alcaldesa, Inés Escobar, ha destacado la herencia cultural de su localidad: “Subir a lo alto de la fortaleza y sentarse en una de sus murallas, es divisar las diferentes civilizaciones que dejaron su huella en Magacela”. Como ha dicho, esta localidad siempre seguirá comprometida con fomentar la cultura. Y ahora, con este centro, tienen una “gran oportunidad para que Magacela y el Camino Mozárabe se promocionen internacionalmente, ya que el 60-70 por ciento de los peregrinos tienen origen internacional.

Por su parte, el escritor Jesús Sánchez Adalid, un enamorado de Magacela, dijo que se trata de “un lugar especial, donde se descubren sensaciones misteriosas cuando se contempla desde aquí una puesta de sol o la inmensidad de La Serena”, Por ello, ha apuntado que esta tierra tiene que ser conocida e iniciativas como este centro contribuyen a ello”. Lo que sí ha querido dejar claro es que “el camino será lo que nosotros queramos”.

Manuel Soto, como presidente de la Asociación de Amigos del Camino Mozárabe de Badajoz, ha aclarado que la labor de su colectivo se centra en impulsar una red albergues y alojamientos y apostar por un camino seguro y señalizado. Como ha reconocido, “en nuestro camino abundan los valores históricos, culturales, paisajísticos y naturales”.

Por último, Michel Cerdán, de la Asociación de Amigos de París, se ha mostrado entusiasmado con este primer centro de interpretación de Extremadura de, como lo ha calificado, “un camino excepcional que hay que darlo a conocer al mundo jacobeo internacional. Ha asegurado estar muy feliz de que se sitúe aquí en Magacela, “el pueblo más simbólico del Camino Mozárabe, por la acogida fraternal de sus habitantes y por su patrimonio”.

Este centro de interpretación nace con una triple vocación. Será participativo, pues los peregrinos serán los protagonistas; dinámico, pues el contenido no será estático, y colaborativo, pues estará abierto a recibir propuestas por parte de asociaciones y autoridades del Camino Mozárabe.

El centro cuenta con un valor participativo por parte de los peregrinos que lo visiten, pues se les invita a dejar un elemento de valor simbólico de su peregrinaje en el propio centro, que podrá ser un elemento material o digital. De esta manera, el centro se construye entre todos los peregrinos a Santiago.

Un ejemplo de ese espíritu colaborativo se encuentra en la muestra de Michel Cerdan, ‘Camino de las piedras’ que se encuentra ya instalada y puede visitarse. Se trata de una novedosa exposición de piedras colgantes, que reproducen a escala el Camino Mozárabe. Cada piedra fue recogida por el peregrino Michel Cerdán en el Camino Mozárabe y está suspendida respetando su ubicación exacta y altitud. Este artista-peregrino persigue un viaje íntimo tras las huellas de nuestros antepasados, todos aquellos que emigraron, colonizaron, transhumaron, deambularon por la ruta del Camino Mozárabe desde el Neolítico, civilizaciones que han florecido a lo largo de esta ruta antes de desaparecer, dejando las piedras como único testigo de su paso, piedras que son las protagonistas de la exposición, del camino y en las que se refleja la historia.

El Camino Mozárabe es el que utilizaban los cristianos que vivían en los reinos árabes para enlazar con la Vía de la Plata, en Mérida, hasta Santiago de Compostela. Es, por tanto, una de las rutas más antiguas del Camino de Santiago.

El centro servirá para poner en valor tanto el Camino Mozárabe a su paso por la provincia de Badajoz, como la localidad de Magacela, declarada conjunto histórico artístico hace 30 años y un municipio con un importante peso histórico que llegó a ser un crisol de culturas.

120 kilómetros

Por la provincia de Badajoz discurren algo más de 120 kilómetros del Camino Mozárabe, pasando por Monterrubio de la Serena, Castuera, Campanario, Magacela, La Haba, Villanueva, Don Benito, Medellín, Yelbes, Santa Amalia, Torresfresneda, San Pedro de Mérida, Trujillanos y Mérida, enlazando desde aquí con la Vía de la Plata. 

Supone, por tanto, un impulso a la puesta en valor del patrimonio cultural material e inmaterial de Magacela y como eje de la dinamización cultural entre los habitantes del pueblo.

Este centro pone el broche de oro al proyecto Camino Jacobeos del Oeste Peninsular, del que la Diputación de Badajoz es jefe de filas y que concluye el próximo mes de marzo. El objetivo de este proyecto es la apuesta por la valorización del patrimonio cultural y natural a lo largo de su recorrido, desarrollando nuevas oportunidades económicas y culturales en el territorio y luchando contra la despoblación. Se han mejorado los equipamientos y señalización y se han aplicado las nuevas tecnologías a los caminos para dotarlos de las infraestructuras necesarias, además de incrementar la oferta cultural de carácter transfronterizo.

Además de la Diputación de Badajoz, los socios del proyecto son la Diputación de Cáceres, Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural de la Junta de Extremadura, Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico de la Diputación de Cádiz, Turismo de Alentejo, Municipio de Barcelos, Diputación de Huelva, Prodetur SAE, Diputación de Córdoba, Instituto Orensano de Desarrollo Económico, Diputación de Pontevedra, Diputación de Zamora y Turismo de Centro de Portugal. El proyecto ha contado con un presupuesto de 2.435.790 euros, cofinanciado en un 75% por fondos FEDER, con cargo al Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (POCTEP).

La Diputación de Badajoz está convencida del efecto multiplicador que tiene el Camino de Santiago por los territorios por los que pasa, así como en la digitalización de los territorios.

Solución de conteo

Prueba de ello es la instalación que estamos llevando a cabo en estos días de una solución de conteo de personas en el Centro de Información del Yacimiento de la Mata, en Campanario, que permitirá obtener información real de cuántos peregrinos atraviesan el Camino Mozárabe por dicho punto. Solución que recogerá y enviará a la Plataforma de Diputación de Badajoz los datos que, tras su tratamiento, permitirán analizar, entre otra información, el número de personas que entran, salen o pasan por el centro y el camino durante un cierto período de tiempo.

 Asimismo, en los próximos meses, se va a dotar de tecnología a este centro de interpretación de Magacela, a través de diferentes proyectos en los que va a empezar a trabajar, como es el Plan de Sostenibilidad Turística Paisaje Cultural La Serena.

Un centro que aspira a convertirse en inteligente, domotizado mediante sensorización de iluminación, climatización y apertura que garantizará la apertura las 24 horas y 7 días a la semana del centro, y que además permitirá que sea sostenible tanto en términos de gestión como en garantía de que perdure en el tiempo, ya que no requerirá personal exclusivo para la apertura del mismo.

Fuente: Diputación de Badajoz