El lleno hotelero deja a cientos de peregrinos sin alojamiento

26/07/2015 0 Por jesuspalacios

SL25C1F1La noche de los fuegos del Apóstol y el Día de Galicia consiguieron lo que hacía tiempo no se veía. Los hoteles, pensiones y albergues de Santiago se llenaron hasta la bandera y colgaron desde primera hora de la mañana el cartel de completo. Encontrar alojamiento ayer en Compostela fue misión imposible para cientos de peregrinos que llegaron sin reserva a la ciudad y se vieron en la calle. El centro histórico fue todo el día en un hervidero de caminantes en busca de colchón para pasar la noche. La falta de plazas se agravó, respecto a las mismas fechas del año pasado, por el cierre de más de mil correspondientes a la «ciudad de vacaciones» del Monte do Gozo por las pérdidas que le ocasionaba a la concesionaria Hotusa.

«Durante la semana que llevamos de fiestas, la ocupación se movió en torno al 80 o 90 %, pero hoy [por ayer] está todo lleno», indica Sara Santos, presidenta de la sección de Hospedaje de la Asociación Hostelería Compostela. «Los días 24 y 25 siempre hay una gran concentración de viajeros, muchos de ellos sin reserva», confirma Santos.

Xosé Liñares, gerente del grupo que administra los hoteles Costa Vella, Altaïr y Moure, ubicados en pleno centro compostelano, lo confirma: «Estos días estamos hasta los topes». «Solo durante esta mañana han pasado más de veinte peregrinos preguntando si quedaba alguna habitación libre, vienen ya cansados de buscar por toda la ciudad, pero aquí no cabe nadie más», declara Liñares.

Muchos de los peregrinos que no encontraron habitaciones libres se dirigieron a la Oficina de Turismo de Santiago, donde intentaron ubicar al máximo número de visitantes. «Estamos recibiendo muchas llamadas desde la Oficina de Turismo y desde otros hoteles más céntricos para saber si aquí tenemos sitio, pero también estamos al completo», comentan los responsables del Gran Hotel Compostela, que cree que «a estas alturas, dudo mucho que se realice alguna cancelación».

Una situación similar es la que se vivió en los albergues. El situado en San Lázaro es el único de titularidad pública en el que se puede reservar plaza con antelación. «Tenemos este día lleno desde hace más de un mes», comenta una de las responsables, que afirmó que «aun así, esta mañana [por ayer], tuvimos que atender llamadas de algunos peregrinos».

En los albergues de O Pino y Arzúa, últimas paradas del Camiño Francés antes de llegar a Compostela, no les extrañó la noticia. «Aquí llevamos semanas que no sobra ni una cama y mucho menos desde el pasado martes», afirman desde el municipio arzuano. Mayor problema tuvieron en Arca (O Pino). El albergue no dio para más y cientos de peregrinos se agolparon a sus puertas. Desde el Concello habilitaron el pabellón municipal como alojamiento para unos 300.

Fuente: La Voz de Galicia