baenasd

Muy buen día el de hoy. A las 6.15 ya estaba otra vez caminando. Nunca pensé que fuera a decir esto, pero hay que ver qué bien se camina por el campo tan temprano¡¡ Hace una temperatura perfecta para andar y está bien ver cómo va saliendo el Sol.

Hoy literalmente sí que he caminado entre olivos: más que por caminos agrarios, la primera parte de la etapa ha ido por mitad del olivar, de hecho algún que otro camino estaba incluso arado. 

Poco después del primer descanso, he pasado ya a la provincia de Córdoba, separada de la de Jaén por el río Guadajoz. Siempre rodeado de olivares, se llega al pantano del Salobral, donde había bastantes patos y pájaros del estilo. Después de rodearlo por el lado derecho y cruzar la Vía Verde (por donde ayer fui un buen trecho), se pasar por un cortijo bastante peculiar porque tiene muchísimos animales, entre ellos un pavo real espectacular. De lejos empezabas a oir a los animales y aquello parecía un zoo.

Prácticamente todo el rato recto desde ese cortijo durante algunos kilómetros, se llega a Baena. El final de etapa ha sido un poco duro porque cuando ves el pueblo de lejos parecía que ya estabas llegando, cuando aún quedaba una hora por caminar. Además, mi albergue está en todo lo alto de Baena, que por si no lo conoceis, tiene muchísimas cuestas… pero bueno, siendo de Jaén, no me voy a quejar de las cuestas, :-).

Mañana toca una de las etapas más cortas del Camino, pero igualmente hay que descansar bien esta noche, que queda mucho para Santiago de Compostela.

Por cierto, muchísimas gracias a mi amigo José Luis Marín por entrevistarme ayer en su programa de radio, Jaén Taurino, del que soy oyente habitual.

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.