Salimos de Huéneja desde la Ermita Mudéjar de la Presentación (regentada por los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca) por el camino de las eras de la Ermita, en ligera subida se dirige al portachuelo de Dólar, desciende por el barranquillo del Término hacia el carril que viene desde la estación de servicio, abandonándolo a la izquierda a escasos 200 m. para entrar en Dólar entre campos de almendros.

Interesante la restauración de los baños Árabes que se ha hecho en este municipio. Hay que advertir que antes de llegar al carril hay un socavón-pozo importante en un campo de almendros que aunque está señalizado y rodeado con piedras puede ser peligroso con poca o escasa visibilidad.

Sale de Dólar por el camino de Ferreira en dirección a la Ermita de San Antón, continúa por el cortijo de los Franes (Franitos) hacia los Peralejos, entrando a Ferreira por el camino de las Eras. En este tramo, a la derecha frente al camino Mozárabe, se encuentra el yacimiento íbero del Cardal. En esta población se encuentra un interesante centro de interpretación de la arquitectura Árabe, ubicado en la torre de la Alcazaba.

Salimos de Ferreira por el GR-7 en dirección a la balsa siguiendo el trazado del citado GR., cruza la carretera que sube al puerto de la Ragua a la altura de la intersección con la carretera que une La Calahorra y Ferreira y entra a la Calahorra por la Ermita de San Gregorio. Cuando el camino se acerca a esta localidad se divisa el castillo de la Calahorra, joya del Renacimiento que mandó construir y perteneció a D. Rodrigo de Vivar y Mendoza primer Marqués del Zenete e hijo del Gran Cardenal Mendoza.

Salimos de la Calahorra por la calle de las Huertas siguiendo el camino viejo de los mineros. Pasada la rambla de Benabre se incorpora al camino que viene desde Aldeire a las minas del Marquesado y, pasado el poblado minero de los Pozos continúa a la izquierda por la carretera asfaltada que une el citado poblado con la villa de Alquife. En esta población se encuentra un importante y rico patrimonio minero.

En Alquife podemos alojarnos en dos alojamientos privados para peregrinos de la Red de acogida. Una en el caso urbano y otra fuera de él.