La flecha del Camino de Santiago más grande del mundo es andaluza

Purullena ya tiene la flecha amarilla característica del camino de Santiago más grande del mundo. Con 40 metros de dimensión y dibujada por el grafitero Reyes19, el Ayuntamiento de la localidad de Granada  quiere fomentar el Camino Mozárabe que recorre el Geoparque y reivindicar que sea cien por cien accesible.

La séptima etapa del Camino Mozárabe de Santiago atraviesa Purullena, un municipio de la comarca accitana que quiere fomentar este trazado con un mural de 40 metros cuadrados con la que se cree que es la flecha amarilla del Camino de Santiago más grande del mundo.

Este proyecto, una obra del grafitero local Reyes19, es una iniciativa del Ayuntamiento de Purullena y de La Ciudad Accesible y busca fomentar la ruta jacobea del Camino Mozárabe a su paso por el Geoparque de Granada Además, esta gran flecha amarilla quiere también conseguir que las etapas del Camino Mozárabe de Santiago a su paso por el Geoparque de Granada, de la etapa cuatro a la ocho y que cruzan una docena de pueblos de la comarca, sean totalmente accesibles para personas con discapacidad.

Para conseguirlo, Antonio Tejada, de La Ciudad Accesible, ha ideado este grafitti como una llamada de atención para las administraciones locales, a la que ha pedido que no se excluya a ningún visitante, peregrino, viajero, turista o caminante. La Ciudad Accesible ha ofrecido su asesoramiento a todos los ayuntamientos de este camino para convertir los trazados cien por cien accesibles.

El proyecto busca crear un punto de referencia icónico en el Camino de Mozárabe de Santiago, al mismo tiempo que promueve la inclusión y la accesibilidad universal en esta ruta milenaria con una combinación de arte y tradición.

La flecha amarilla está vinculada a Elías Valiña, conocido como el cura do Cebreiro, un gran estudioso del Camino que dedicó gran parte de su vida a recuperar la peregrinación a Santiago y que en la década de los ochenta del siglo pasado decidió marcar la ruta desde Francia a Santiago pintando el camino con pintura amarilla. 

Fuente: Diario de Sevilla