La loca aventura de recorrer el Camino de Santiago en carreta, con un piano y cámara en mano atraviesa Salamanca

La excéntrica aventura de ‘La Barraca: Orquesta Ambulante’ que comenzó el pasado 1 de marzo en Espeluy (Jaén) con el objetivo de llegar hasta Santiago de Compostela el 1 de mayo ha cruzado la provincia salmantina para formar parte del rodaje de un peculiar documental.

Dos meses para recorrer el Camino en los que los cuatro protagonistas de esta historia quieren compartir amistad y su música con los vecinos de los pueblos por los que van pasando a lo largo de los 915 kilómetros que les separan de su destino. Ingredientes que hacen que sea más que un viaje, una historia de música, amistad, diálogo y deseo de superación creando un espectáculo teatral ambulante en cada pueblo. Peregrinaje en el que una carreta con un piano será su medio de transporte y su hogar durante el trayecto.

Un espectáculo que supone una oportunidad de seguir los pasos de un documental singular, una roadmovie grabada cámara en mano que invita a los ciudadanos de los distintos municipios por los que pasan a participar en esta experiencia única e inolvidable.

El director de cine Agustín Márquez Gómez ha sido el impulsor de esta idea que ha materializado con el apoyo de Carlos Danés Valenzuela, compositor y pianista, para realizar un documental que va a recoger esta peregrinación desde Espeluy hasta Santiago de Compostela con un piano, ofreciendo su música de pueblo en pueblo durante el camino. Una aventura en la que están acompañados por el sevillano Curro y su inseparable amigo Chingo. Curro es el dueño de la carreta tirada por Duquesa y Marquesa, dos espectaculares yeguas que les llevarán en su peculiar y emocionante viaje por el Camino de Santiago.

El objetivo de Agustín Márquez es captar la belleza del camino más allá de los paisajes y parajes por los que van pasando, en los que quieren atrapar al espectador como parte de la historia para que disfrute de una experiencia única, llena de emociones, risas, lágrimas y momentos inolvidables, que les inspire y anime a perseguir sus sueños.

Fuente: Salamanca Diario