puntos-negros-camino--644x362Hace un año comenzó a elaborarse un plan director para el Camino que pronto será presentado en el Consello de la Xunta, pero del que ya se están poniendo en marcha algunas medidas. El trabajo adelantado ha permitido, por ejemplo, anunciar ya las mejoras que se ejecutarán tanto en el Camino del Norte como en el Primitivo a raíz de su declaración como Patrimonio de la Humanidad. Pero también permite anticipar soluciones a problemas perentorios como la seguridad vial en los hasta 25 puntos negros en la ruta en Galicia que desde la Axencia de Turismo se han documentado.

Después de que en el pasado mes una peregrina muriera atropellada en el cruce de la N-547 en la localidad coruñesa de O Pino, la directora de Turismo, Nava Castro, y el delegado del Gobierno en la Comunidad, Santiago Villanueva, se acercaron ayer hasta este conflictivo enclave para anunciar la puesta en marcha de medidas destinadas a enmendar la situación. En este lugar —donde se concentran hasta tres puntos negros— el Ministerio de Fomento ya ha colocado señales de «alta reflectancia» con luces LED de «mayor visibilidad», según indicó Villanueva.

Ahora, se va a crear un Grupo de Trabajo de Seguridad Vial entre distintas administraciones que solvente los problemas en los cruces entre vías estatales y autonómicas y la ruta jacobea. Con sus conclusiones, se adoptarán «las medidas que sean necesarias para proteger el Camino», apuntó Villanueva en este recorrido. No obstante, se espera que cuando está totalmente concluida y en marcha la autovía entre Santiago y Lugo, la N-547 verá reducido el tráfico, algo determinante ya que el Camino cuenta con un trazado paralelo a ella en los municipios de Palas de Rei, Melide, Arzúa y O Pino.

En este grupo de trabajo estarán, además de la Axencia de Turismo y la Delegación del Gobierno, representantes de la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural, de la Axencia Galega de Infraestructuras y la Dirección General de Carreteras, de la Dirección General de Tráfico (DGT), la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las diputaciones de Lugo y La Coruña. Villanueva recordó, en cualquier caso, que «todos debemos llevar chaleco reflectante para garantizar nuestra propia seguridad».

A mayores de cuestiones viarias, el delegado del Gobierno anunció este viernes que de manera excepcional la Guardia Civil patrullará a caballo los diferentes caminos de forma inmediata como «medida especial» para garantizar la seguridad. Aunque insistió en que «no hay nada objetivo que nos diga que hay un incremento de inseguridad», se ha optado por esta determinación en las semanas que concentran la mayor afluencia de peregrinos de todo el año al coincidir la época estival y la festividad del Apóstol.

Fuente: ABC

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.