jpg

El monasterio de Sobrado dos Monxes se llenó ayer de representantes de las administraciones, especialmente de la Xunta, para celebrar el reciente reconocimiento del templo como patrimonio de la humanidad. Hasta dos conselleiros -Cultura e Infraestruturas- se sumaron a los discursos del alcalde y del prior del monasterio, quien no desaprovechó la ocasión para recordar que el patrimonio es de todos, no exclusivamente de los que allí residen, y que todos deben arrimar el hombro. «Les invito a seguir implicados en el mantenimiento, conservación y mejora del monasterio», dijo al amplio séquito bajo una de las torres colonizadas por maleza. En octubre se cumplirán dos años de la última limpieza, y en la ruta posterior a los discursos los conselleiros hicieron notar en su bloc de deberes el verdín que pinta los muros de la iglesia. La Diputación realizó las últimas intervenciones, y ya ha proyectado nuevas obras en parte de uno de los claustros. «Ya hace mucho tiempo que el Camino de Santiago trasciende al credo de las personas, lo caminan creyentes y no creyentes y es un lugar espiritual para todos, el Camino es una alegoría del camino del ser humano a lo largo de su vida», añadió el prior, antes de reiterar: «Hoy os pido que nos ayudéis a conservar este lugar». Unos minutos antes había sido el alcalde, Lisardo Santos, quien señalara que el sello de patrimonio de la humanidad «ten que reflectirse cun investimento acorde».

 

El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, calificó el monasterio como «unha xoia arquitectónica que acolle a unha comunidade cisterciense», y añadió que el reconocimiento internacional de la Unesco -que incluye los caminos del Norte y las catedrales de Lugo y Mondoñedo- «terán unha consecuencia económica». «Agora haberá uns efectos positivos no entorno, porque este título suporá a chegada de máis peregrinos». La declaración de la Unesco ha dejado en el olvido la indignación surgida en esta localidad después de que la Xunta promocionase una variante que dejaba a Sobrado como una vía optativa para los peregrinos. «Xa ninguén dubida da incidencia dos camiños de Santiago, calquera galego pode recoñecelos como un símbolo de país», dijo la conselleira Ethel Vázquez en el cierre del acto.

Fuente: La Voz de Galicia

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.