scalgfteLa basílica de la Virxe da Barca en Muxía es parada casi obligatoria en el Camino de Santiago. Lugar de peregrinaciones desde el siglo XII y escenario de una de las romerías más conocidas del mes de septiembre gallega, es el punto final de la ruta jacobea junto a Finisterre.

Tras el incendio del día de Navidad que arrasó el templo de la Virxe da Barca, los peregrinos no han tardado ni 24 horas en unirse para buscar soluciones a la destrucción del fuego. Una página de Facebook pide la unión de los romeros: «Santuario de la Virxen da Barca: peregrinos juntos por la reconstruccion».

«Los peregrinos de todo el mundo quieren unir las fuerzas para ayudar en la reconstruccion del Santuario de la Virxe da Barca en Muxia. Ayúdanos también: escribe tu idea, comparte tu experiencia, publica tus fotos más bonitas del Santuario, o que cada un contribuya como pueda y apoye a toda la comunidad de Muxía», explica en la información de la página de esta red social.

A las 17.40 horas, la iniciativa ya sumaba más de 780 seguidores de todo el mundo en un página gestionada por una romera italiana, Cristina Menghini. En las publicaciones explica que el objetivo es escribirle un correo electrónico al alcalde de Muxía, Felix Porto, para «demostrar nuestro dolor con el incidente y expresarmos nuestra intención de ayudar y apoyar a los esfuerzos para la reconstrucción».

Seguir el ejemplo de Asís

La idea de esta romera italiana es seguir el ejemplo de lo que se hizo en Italia con la Basílica de San Francisco de Asís, en Umbría, tras el terremoto de 1997. «Cada peregrino que quiera podría contribuir comprando simbolicamente un ladrillo y donarlo para la reconstrucción», explica Menghini en la última publicación de esta página de Facebook.

Asimismo, también asegura que la página es solo para recoger ideas o sugerencias para el futuro del templo de la Virxe da Barca, y que no promoverá ninguna acción que no parta desde el propio concello de Muxia.

Fuente: La Voz de Galicia

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.