Más de 1500 peregrinos han pasado en lo que va de año por el Molino de Pan Caliente

La alta afluencia de peregrinos cada vez es más notable, sin embargo, es importante destacar que la afluencia varía a lo largo del año, siendo julio y agosto los meses de menor presencia de peregrinos.

Por otro lado, la primavera se destaca como un período de mayor afluencia de visitantes al albergue. Este fenómeno se debe principalmente a las condiciones climáticas desfavorables en estos meses, con temperaturas muy altas que no propician el desarrollo del peregrinaje.

El albergue del Molino de Pan Caliente representa un lugar de encuentro y hospitalidad en el camino de aquellos que buscan enriquecer su experiencia espiritual y cultural a través de la peregrinación. Su contribución al turismo religioso y al turismo local es indiscutible, y se espera que continúe siendo un destino atractivo para los viajeros a lo largo del año.

Escucha la entrevista del hospitalero del Albergue desde AQUÍ.