L1C9F1

Más de un centenar de albergues del Camino de Santiago se unieron para crear la Asociación Galega de Albergues Privados (AGALBER), que nace con la intención de atajar los principales problemas que aquejan al sector, así como sumar esfuerzos tanto para crear proyectos conjuntos como una central de reservas o tener un mayor peso ante las distintas administraciones. El sarriano Pedro Xosé Quintana fue nombrado primer presidente.

-¿Cómo nace esta asociación?

-Está promovido por un grupo de gente de Santiago que al igual que otros muchos del resto de poblaciones del camino, son conscientes de que las cosas alrededor de está ruta están descontroladas y pretenden poner un poco de orden. Es la primera vez que se crea una asociación de estas características y estamos muy ilusionados.

-¿Los primeros pasos?

-Lo más importante es captar el mayor número de socios posible para tener el máximo respaldo y fuerza. Otro proyecto que queremos poner en marcha cuanto antes es una central de reservas.

-¿Qué es lo que más preocupa?

-Esencialmente la piratería, que en lugar de bajar, a pesar de las denuncias que se están haciendo, está aumentando cada vez más y nos causa un grave perjuicio. Esperamos que cuando comencemos a realizar denuncias como colectivo las tengan más en cuenta. Ahora no nos hacen demasiado caso.

-¿Existen las malas prácticas comerciales en el camino?

-Desde luego, además de los alojamientos ilegales que ya mencioné, hay establecimientos que dan muchas más plazas que las que tienen declaradas, otros hacen publicidad clavando carteles en árboles y en otros lugares no permitidos y otros ya la dan en mano disfrazados de peregrinos. Ahora estamos hablando de un mercado persa que hace mucho daño a los propios peregrinos y a los verdaderos profesionales de la hostelería que llevan años haciendo las cosas bien.

-¿Afectan a todos los caminos?

-De momento solo lo hemos detectado en el Camiño Francés y también en el último tramo hasta Fisterra donde se unen todas las rutas debido a que son los puntos más masificados. En el resto no está sucediendo por el momento.

-¿Cómo podrían atajarse estas malas prácticas?

-Realmente no lo sé, ya que es algo que compete a la administración, pero supongo que si se incrementan las inspecciones y se aumentara la vigilancia detectarían muchas situaciones irregulares.

-¿Qué meta tienen a corto plazo?

-La más importante es recuperar cuanto antes la calidad que los establecimientos ofrecían hace años y que se ha perdido casi por completo. Hoy hay muy poca profesionalidad y seriedad en muchos negocios y eso daña el prestigio de todos los locales. El camino no puede ser catalogado como turismo barato, hay que acabar de inmediato con esa etiqueta que nos cuelgan cada vez con más frivolidad.

-¿La guerra de precios es dañina?

-Desde luego, vuelvo a insistir en la carencia de profesionalidad en muchos casos. No acabamos de entender que nos hacemos mucho daño a nosotros mismos.

-¿Conseguirán recuperar el prestigio que tuvo la ruta?

-Estamos convencidos de que se puede hacer, pero para ello tendremos que trabajar duro y unidos. La puesta en marcha de una asociación de albergues privados por primera vez es muy importante y estoy seguro de que podemos hacer muchas cosas buenas y beneficiosas para todos. La unión es un primer paso grande y caminando todos unidos podremos devolver a esta ruta Patrimonio de la Humanidad al lugar que se merece.

Fuente: La Voz de Galicia

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.