victimasocebreiro

Los cerca de cien peregrinos que el pasado martes pernoctaron en el albergue público de O Cebreiro vivieron una noche muy agitada que terminó con una desagradable sorpresa, a un buen número de ellos les habían robado. El sistema que utilizaron los ladrones fue rociar las habitaciones con un espray que contenía una sustancia que provocaba fuertes picores en la boca y sensación de ahogo y obligaba a los romeros a levantarse para refrescarse.

Los afectados no señalan a nadie, pero sospechan de una chica rubia y menuda que estaba en el baño a las tres de la madrugada y otra de similar aspecto que se encontraba en el pasillo. «A las tres de la mañana vimos a una mujer rubia mirándose al espejo y no parece normal acicalarse a esas horas. Había otra en el pasillo cerca de la puerta de las habitaciones como si vigilara. Es lo único que nos llamó la atención en ese momento», explicó Nieves Rodríguez, una peregrina de un grupo de Torrejón de Ardoz.

Los autores eligieron como víctimas a las personas que dormían en las literas de las esquinas para llamar menos la atención y estar más cerca de la puerta del pasillo y escapar con mayor celeridad. El botín ronda los tres mil euros.

«Estamos convencidos de que sabían el lugar en el que había dinero, ya que robaron en algunas mochilas cuyos dueños tenían el dinero bien escondido», explicó Nieves Rodríguez.

La presencia de mujeres que actúan como descuideras en el Camino Francés es cada vez más habitual, aunque hasta el momento solo habían cometido pequeños hurtos y nunca actuaran de una manera tan osada.

Fuente: La Voz de Galicia

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.