La película The Way, una célebre cinta dirigida por Emilio Estévez y protagonizada por Martin Sheen, su padre, tendrá una segunda parte, tras el éxito obtenido y merced al objetivo cumplido de popularizar el Camino de Santiago en Estados Unidos.

La escritora Carmen Estévez, hermana de Martin y tía de Emilio, ha contado hoy en el FairWay, un pionero foro sobre esta histórica ruta de peregrinación que se celebra en Galicia, que de momento ha «recibido unas páginas», pero que prometen, por lo que ha confiado en repetir hazaña con esta ilusionante «segunda parte» por la que tanto han estado preguntando todos los que se sorprendieron con este filme.

Carmen Estévez ha contado que la aventura de The Way sirvió a su familia para tener todavía mayor amplitud de miras y, con ironía, a la pregunta de si su hermano Martin Sheen acabó siendo una persona nueva después de esta experiencia, ha contestado que el actor «ya era muy bueno» y en la actualidad solamente es «más consciente de cosas, eso no sé si lo hace mejor o no», ha dicho esgrimiendo una sonrisa.

«No necesitaba mejora», ha proseguido en el mismo tono, y de él ha destacado que es un hombre afable, «sumamente abierto», y que en el rodaje, como se «paraba y hablaba» con todo el mundo, su papel -el de Carmen Estévez- era el de estar pendiente de él para que no se distrajese demasiado.

«Emilio me mandaba tener cuenta de su padre y mantenerlo tranquilo. Mi trabajo más duro era frenar a mi hermano. Y no he podido», ha confesado.

Esta docente, que reside en Madrid, donde vive con Ángel Fuentes, su marido, ha celebrado el alto número de peregrinos norteamericanos que ahora registra este sendero y que se ha «disparado» por razones varias y, una de ellas, si cabe la más relevante, la sorpresa que dio The Way, una producción para la gran pantalla.

La película cuenta la historia de Tom Avery (Martin Sheen), un reputado oftalmólogo que vive en California y que un día recibe una llamada desde Francia en la que se le comunica que su hijo Daniel ha fallecido en un temporal en los Pirineos.

A pesar de que la relación con él nunca fue muy buena por tener una visión opuesta de la vida, Tom está desolado y viaja a Francia para recuperar a su hijo.

Allí descubre que Daniel comenzaba a hacer el Camino de Santiago y decide cumplir este sueño por él.

Se trata, y lo sabe, de la última posibilidad de un padre para conocer a su hijo y que, a la postre, se convertirá en la primera oportunidad para empezar una nueva vida.

El argumento no es baladí, y sobre ello ha reflexionado esta tarde Carmen Estévez, puesto que su padre, y el de Martin Sheen, un intérprete cuyo verdadero nombre es Ramón Estévez, era Francisco, un hombre de Parderrubias, una pequeña población de Salceda de Caselas, en Pontevedra, que emigró antes de los veinte años de edad, pero que jamás olvidó su tierra natal.

No en vano, sus descendientes, -el clan Estévez-, saben disfrutar del «orgullo de ser gallegos».

De hecho, Emilio Estévez no solamente lleva el apellido por el mundo, utilizándolo incluso como nombre artístico -«Emilio Sheen no sonaba bien»-, sino que se ha aficionado al cultivo de los pimientos de Padrón, que en realidad son de Herbón, una faceta suya de la que presume y que comparte en las redes sociales.

Martin Sheen también conserva en el documento identificativo su nombre original, algo que le ha dado algún que otro problema en los aeropuertos.

Galicia «nos da mucho respeto», ha afirmado hoy emocionada Carmen Estévez, y ha comentado que, sin duda alguna, «el Camino de Santiago es un camino de milagros», uno de ellos el enamoramiento de Taylor, hijo precisamente de Emilio Estévez, por una española, Julia, a la que conoció peregrinando. Ahora ambos viven felices en California.

En este capítulo milagrero, cómo no, Carmen, ponente en el «FairWay», cita, asimismo, como otro de esos prodigios, la gastronomía gallega, porque, rememora, «bien comidos trabajamos muchísimo mejor» en la película «The Way», algo que, sin duda, se repetirá en la nueva entrega.

Fuente: La Voz de Galicia

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.