86276237--660x400«¡Así no vamos a ninguna parte!», lo dice en Facebook el perfil ‘Vía de la Plata, Caminantes’, creado para ayudar a los peregrinos del Camino de Santiago a tener los menos problemas posibles en su viaje hacia la tumba del apóstol en Galicia. Su queja es por el cierre de tres albergues en la provincia de Cáceres: el del embalse de Alcántara, en el término municipal de Garrovillas de Alconétar; el de Oliva de Plasencia, cerca del Arco de Cáparra; y el de Hervás.

La noticia del cierre de los tres edificios la dio este diario el pasado mes de marzo, al publicar la queja de los peregrinos que se los encontraron cerrados, haciendo más difícil su viaje.

Tras hacerse eco del problema otros medios de comunicación, la Junta de Extremadura indicó el 1 de abril a este diario que los tres albergues «abrirían lo antes posible». La persona que regenta el de Hervás señaló incluso que abriría las instalaciones en mayo.

Algunos peregrinos no duermen en Cáceres al tener que replantearse las etapas
Lo cierto es que han pasado más de tres meses y los peregrinos siguen encontrándose con la puerta cerrada de los tres albergues.

La situación del que se encuentra en el embalse de Alcántara, el de Garrovillas de Alconétar, afecta al turismo de la ciudad de Cáceres, ya que antes muchos peregrinos pasaban un día en Cáceres y la noche siguiente dormían en el edificio del pantano; pero al estar cerrado y tener que afrontar una etapa larga, duermen en Casar de Cáceres y terminan la etapa en Cañaveral. Vecinos de Garrovillas de Alconétar ven con preocupación como el singular edificio corre el peligro de deteriorarse, «algunos peregrinos llegan al atardecer y duermen allí, haciendo hogueras. Se da muy mala imagen al no poder usar estas instalaciones», comenta un vecino que prefiere mantener el anonimato.

El albergue de Hervás, que se encuentra en el antiguo muelle de carga de la estación de ferrocarril de la localidad:

Este albergue fue inaugurado en el año 2004, después de invertir la Junta de Extremadura 453.000 euros. Tiene 28 plazas en habitaciones de seis y cuatro camas. En abril la Junta señaló que estaba cerrado al estar en obras por culpa de la depuradora.

En el caso del de Oliva de Plasencia, que también fue inaugurado en el 2004, tiene capacidad para 14 personas, asegurando la Junta que se abriría pronto tras terminar de hacer una obra. La falta de este albergue no es tan preocupante como el del embalse, ya que en Oliva de Plasencia hay alojamientos privados.

El albergue de Hervás se encuentra en el edificio histórico del antiguo muelle de carga de la estación de ferrocarril. Aquí pueden dormir hasta 22 peregrinos, pero está cerrado desde diciembre del año pasado.

El cierre durante meses de estos tres albergues que gestiona la empresa pública Gebidexsa, está causando un grave problema de promoción del turismo de senderismo en la provincia de Cáceres, ya que algunos peregrinos desisten de hacer el Camino por la provincia de Cáceres. Hasta ahora se calcula que cada año 4.000 peregrinos se dirigían hacia Santiago cruzando la provincia de Cáceres, y el número iba en aumento.

Fuente: HOY

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.