g3Mas de un centenar de peregrinos han recorrido este fin de semana la primera etapa de la temporada del camino mozárabe Almería-Gádor.  Una salida de dinamización organizada por la Asociación Jacobea Almería-Granada del Camino Mozárabe para dar a conocer a los peregrinos  participantes los  lugares históricos más relevantes de este tramo del Camino Mozárabe que discurre hasta Santiago, que recorrieron los Santos Barones Apostólicos.

La primera etapa del camino mozárabe Almería-Gádor, de unos 20 kilómetros, se inició desde la puerta de la Catedral de Almería, con la Alcazaba como telón de fondo, donde más de 100 peregrinos emprendieron su recorrido atravesando el corazón del casco histórico de la ciudad por la popular calle Las Tiendas para continuar en dirección  Puerta de Purchena- Rambla Amatisteros  y  llegar  hasta Huércal de Almería, donde hicieron su primera escala  en el edificio de la vieja Estación de Renfe, actual sede de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Andarax, que recuerda el esplendoroso pasado minero de la zona.

Acto seguido los peregrinos reanudaron el camino en dirección a Pechina, importante foco origen de civilizaciones (Bayyana) y tras recorrer su núcleo urbano volvieron a bajar al rio para adentrarse en Rioja a través del Camino del Duende. Desde Rioja cruzaron la rambla para tomar la Vereda de Quiciliana, un camino lleno de  historia, que discurre entre cortijos y vegas de naranjos hasta llegar a Gádor, donde los peregrinos han tenido la oportunidad de conocer la Iglesia Parroquial  de Santa María, un monumento  de estilo neoclásico, cuya majestuosa arquitectura se yergue sobre la colina central, de las tres sobre las que se asienta la Villa de Gádor y, que por su privilegiado emplazamiento domina la vega del Andarax. Allí los peregrinos han sido recibos por el cura-párroco, Victoriano Montoya Villegas, quien les ha explicado su predisposición a hacer un futuro albergue para peregrinos.

 

También durante la visita al templo parroquial, el gadorense José Miguel Alcaraz ha explicado a los peregrinos almerienses y granadinos  participantes el significado de la escultura paleocristiana del Buen Pastor, cuyos restos arqueológicos se encuentran en el Museo de Almería y que fue  hallada de forma fortuita en el pago de Quiciliana, antigua vereda que comunicaba el valle del Andarax con Urci o Bayyana (Pechina) a través de la ribera del rio. Una escultura que representa a Jesucristo (El Buen Pastor) cuidando de su rebaño (Iglesia), simbolizado por el carnero que este lleva sobre sus hombros y el báculo, que lamentablemente no se conserva.

El broche final a esta primera etapa del camino mozárabe Almería-Gádor ha sido la comida de hermandad que lo peregrinos han celebrado  en un conocido restaurante de la localidad y a cuyo término han emprendido el regreso al punto de partida, poniendo fin a esta caminada que ha estado guiada por los clubs de la zona: Caminantes de Gádor y la Central Jacobea del Club Caminantes Molino de Aguafresca. Una salida, que tendrá su continuidad el próximo mes de octubre con otro nuevo recorrido del camino mozárabe, que discurre entre Gádor y Alboloduy.

Fuente: Teleprensa

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.