Un nuevo Pórtico de la Gloria en 2017

05/06/2014 0 Por jesuspalacios

portico-gloria-restauracion--644x362

Del mismo modo que los problemas de conservación de la Catedral de Santiago surgen en efecto dominó, también las restauraciones que se van realizando en determinadas zonas repercuten en otras y posibilitan su avance. Eso es lo que sucede ahora con las torres de la fachada del Obradoiro y el Pórtico de la Gloria, joya arquitectónica del románico en Europa. Después de varios años sometido a profundos estudios previos a su restauración, este miércoles se puso fecha a la finalización de la obra: 2017.

El próximo verano se comenzará la fase definitiva para recuperar gran parte de su policromíafijar parte de la piedra o solventar por completo los problemas de humedad, debidos sobre todo a la filtración de agua desde las citadas torres, que está en vías de solución.Los trabajos durarán en torno a 32 meses, aunque el arzobispo compostelano, Julián Barrio, advierte que «no importa si al final son 40 porque lo relevante es saber la meta a la que nos dirigimos».

Lo explicó durante la firma del convenio con los responsables de la Fundación Barrié, mecenas del Pórtico de la Gloria, que en total ha aportado hasta ahora cuatro millones de euros para esta restauración, de los que ya se han consumido dos. Entre los acuerdos rubricados se encuentra uno que, más allá de la conservación preventiva y la limpieza de la obra artística, se dedicará a su divulgación internacional.

Deterioro superior al previsto

En los ocho primeros meses de labor —que coincidirán aproximadamente con los trabajos en la Torre de las Campanas— se culminarán los análisis, lo que permitirá disponer de un «mapa completo de los males de la policromía para saber qué técnica aplicar en cada zona», indicó el director general de la Barrié, Javier López. Los siguientes meses serán propiamente los que redescubrirán el viejo Pórtico medieval, sepultado todavía bajo el polvo. José María Arias, presidente de dicha institución, destacó que su implicación en este proyecto obedece a una convicción:«El patrimonio no es solo fuente de cultura e inspiración, sino un valor estratégico que genera además riqueza y empleo».

Arias detalló que «el deterioro del Pórtico es muy superior al previsto inicialmente», de ahí los retrasos en la obra. «No llega antes el que va más deprisa, sino el que sabe dónde va», matizó Barrio, quien confesó que en las calles los compostelanos le preguntan «si nos hemos olvidado del Pórtico».

La piedra recuperará fragmentos de sus colores originales, «pero no se va a pintar —aclara López—. Lo parecerá porque al limpiar algunas partes, emergerá». Son los criterios de la UNESCO, que estipula no reconstruir ni reinterpretar.

Mientras se monitoriza el Pórtico como si fuera un paciente en una UCI de secado, se actúa ya en su tribuna superior y se barajan remates finales como su iluminación. Se sopesan opciones de luz natural como clarear el interior de las puertas del santuario y la colocación de cristales con filtros solares.

Fuente: ABC