puenromanomerida

Gracias a eventos como el II Congreso Mozárabe celebrado el pasado fin de semana en Mérida, y a trabajos recientes de escritores e investigadores, como Sanchez Adalid y su novela “Alcazaba”, se está poniendo en valor una época, todavía oscura, del por entonces territorio andalusí en la que la población autóctona, los mozárabes y demás colectivos peninsulares, opusieron feroz resistencia al empuje árabe.

Mérida está gobernada el año 828 por Marwan Ibn Yil-liqi ben Yanus Ibn-Yil-liqi; hay quien supone que Yanus sea un apellido mozárabe derivado del latino Lunius ; por otra parte el gentilicio Yil-liqi (gallego) nos marca el origen muladí de este walí emeritense, hijo de Yanus el gallego y amigo personal que fue del emir Abd al-Rahman II.

Este mismo año se levantan en Mérida el beréber Mahmud Ibn al-Abd al-Yabbar al-Maridi y el muladí Sulayman Ibn Martín. En la revuelta mataron al walí. Los mozárabes emeritenses con su obispo Ariulfo fueron animados por Ludovico Pío (rey de los Francos 814-840) para que se levantarán a su vez contra el emir.

Abd al-Rahman II se puso al frente de su ejército hacia Mérida pero no pudo abatirla, conformándose con destruir su muralla asolando los alrededores. A primeros de Marzo del 829 el emir volvió a la carga con algunos rehenes que canjeó, pero no tomó Mérida. En el 830 hubo algunos acuerdos consiguiendo Abd al-Rahman II nombrar walí de Mérida a Harit Ibn Bazi que debió durar poco pues en el año 832 tenemos de nuevo al emir tacando la ciudad y a sus sediciosos moradores.

SULEYMAN EN LA SIERRA DE SANTA CRUZ

El 833 fue decisivo, los ejércitos cordobeses entraron en Mérida haciendo huir a los rebeldes. Mahmud siguió inquietando por el Sur en la sierra de Monsalud hasta que acorralado por las tropas cordobesas pidió ayuda al rey asturiano poniéndose a su disposición. Alfonso le dio el castillo de Santa Cristina al Sur del Miño, encomendándole la defensa de la frontera. Suleymán Ibn Martín se encastilló en la sierra de Santa Cruz, fortaleza tan elevada: «a la que no llegan en absoluto las aves, ni el águila ni otras» . Al año siguiente una columna cordobesa consiguió abatir el castillo de Santa Cruz y Suleymán en su huida dio su caballo un mal paso despeñándose. Alguien le cortó la cabeza ganándose las glorias de haberle abatido, dicen los cronistas que no tardó en saberse la verdad. Este año es cuando se rinde Mérida incondicionalmente y el emir Abd al-Rahman II decide construir la alcazaba fechada el año 835.

En el año 840 el Mahmud era un auténtico bandido saqueando a un lado y otro, pidió perdón al emir que envió un ejército, antes el rey Alfonso sitió su fortaleza y al primer asalto le mató. Toda su familia fue internada en Galicia, una hermana suya muy bella se hizo cristiana y fue esposa de un señor gallego a quien dio un niño que sería obispo de Santiago. La expedición del emir cordobés fue desgraciada.

En Coria: La situación extrema de su comarca, con el puente de Alconétar cortado y con un río Tajo que tienen que pasar casi a nado o en las barcas, tan solo les queda el vado de Alconétar, paso que aprovechan las huestes del reyezuelo cauriense Zeth, que en este año había incorporado a su territorio las tierras allende´l Tajo hasta la sierra de San Pedro, con Valencia y Alcántara además de Cáceres.

Abd al-Rahman II murió el año 852 sucediéndole su hijo Muhammad. Este mismo año se celebra un concilio cristiano en Córdoba con el beneplácito estatal y adonde asisten el obispo mozárabe emeritense Ariulfo y San Eulogio, este último defendiendo la postura de acabar con los martirios voluntarios, actitud que fue recogida por el Concilio prohibiendo heroicidades inútiles y dudosas.

Al emir Muhammad se le rebelaron los toledanos, en el 853 recuperó Calatrava en manos de Harit Ibn Bazi, antiguo walí emeritense sucesor de Marwan después del levantamiento del 828. En el 854 derrotó a los de Toledo aliados con los leoneses del rey Ordoño en la batalla de Guadalecete…

ORDOÑO PRENDE A ZEID BEN KASÍN

Las tropas Cristianas del rey leonés Ordoño pasaron por el Puerto de Béjar después de conquistar Salamanca en el año 860, poca o ninguna resistencia debió ofrecer la Trasierra , se colaron hasta Coria y prendieron a su walí Zeid ben Kasín; anteriormente habían apresado a Mozerot en Salamanca. Al año siguiente Coria es recuperada por los musulmanes.

A raíz de toda esta campaña se pobló Tui, Astorga, León y Amaya, de donde arrojó a los musulmanes. Fue la repoblación definitiva del Reino que había comenzado el año 856. Amaya fue reconstruida y repoblada por el conde Rodrigo, Astorga por Gatón… En los valles y montañas del Bierzo puso de vigilancia moros adictos de anteriores campañas, d´ahí Maragatos «Mauros Captos».

jesuspalacios
kkezman@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.